0 0,00

Carrito ( 0 )

Tienes 0 Artículo/s en su carrito

cerrar

No hay productos en el carrito.

Pruebas de COVID 1
19enero 2021

En un año hemos aprendido varios términos médicos y científicos que antes solo eran utilizados por los sanitarios. Hoy en día, hablar de antígeno, PCR, anticuerpos o pruebas rápidas de COVID es algo común, sobre todo de las pruebas diagnósticas. Esto es porque se han convertido en una herramienta indispensable para la detección de infecciones por SARS-CoV-2. Ahora bien, cabe plantearse la siguiente pregunt ¿Sirven realmente las pruebas de COVID? En Iberlab, tu proveedor de mascarillas al mejor mejor precio, te damos respuestas.

 

¿Para qué sirven las pruebas de COVID?

Por un lado, para identificar de forma masiva a los infectados asintomáticos, pero también a aquellos sectores de alto riesgo como personal sanitario o adultos mayores o con enfermedades crónicas. Sirven también para hacer un seguimiento de los contactos cercanos que ha tenido un paciente infectado con el virus. Este tipo de pruebas de COVID son de gran utilidad para realizar el diagnóstico clínico de un paciente que sí presenta síntomas.

Las pruebas de COVID ayudan además a hacer un seguimiento puntual de la enfermedad una vez que se confirma. Esto a su vez permite identificar su gravedad y también la duración de infectividad de quien la padece. Finalmente, este tipo de pruebas ayudan a tener un seguimiento del estudio serológico a nivel poblacional de otras infecciones ocurridas en el pasado.

 

 

Pruebas de COVID: Test de antígenos y el PCR

Actualmente, no hay todavía una prueba diagnóstica que pueda aplicarse de manera 100% fiable para todos los casos de COVID. Esto es debido a que cada prueba tiene sus limitaciones y debe utilizarse en determinados casos o situaciones. Las pruebas de COVID más utilizadas en España son el test de antígenos y el tipo de muestra nasofaríngea o nasal, el llamado test PCR.

El test de antígenos es una de las pruebas de COVID que se realiza sacando una muestra de sangre del paciente y sirve para determinar si tiene anticuerpos. Es muy últil para saber si la persona ya ha pasado el COVID (si tiene anticuerpos es que lo ha pasado), sobre todo porque mucha gente asintomática pasa la enfermedad sin darse cuenta. También te señala si en ese momento estás fabricando anticuerpos, lo que indicaría que puedes ser positivo y entonces debes recurrir al PCR. En pocas horas se puede saber el resultado del test de antígenos.

La PCR se hace cuando hay una infección activa, se hace mediante muestra nasofaríngea, garganta o nasal. En España se suele hacer metiendo un bastoncillo por la nariz. Es un patrón de referencia para diagnosticar a pacientes con síntomas o contacto estrecho en las primeras dos semanas de iniciados los síntomas. O si hubo contacto días antes de que aparecieran hasta finalizada la segunda semana. Tiene alta sensibilidad.

No obstante, no todo mundo debe realizarse pruebas de COVID de detección por PCR, sólo si se tiene la sospecha de la enfermedad o si se ha estado en contacto con un positivo. Si sospechas y te haces la prueba de antígenos, la persona debe ponerse en cuarentena o aislamiento en su hogar hasta tener los resultados. Mientras tanto deberá de seguir las recomendaciones del personal sanitario.

 

Vacunas contra la COVID

Aunque los organismos poseen mecanismos para repeler infecciones por virus y bacterias, a veces no son suficientes para eliminar esas amenazas. En el caso del coronavirus, hay personas que han enfermado de manera no tan grave o incluso leve y se han recuperado. Pero para otros ha sido una enfermedad muy agresiva e incluso, mortal. Esto ha creado la necesidad de fabricar vacunas contra el coronavirus a una velocidad nunca antes vista en la historia.

Son cuatro los tipos de vacunas existentes a la fecha. Está la de vector viral (Oxford AstraZeneca, Gamaleya -SputnikV), la de ARN/ADN (Pfizer, Moderna). Otra vacuna anticovid es la del virus desactivado o debilitado (Sinovac/Butantan -CoronaVac, SinoPharm, Bharat Biotec -Covaxin), y en base a proteínas, que busca que se estimule mejor una respuesta inmunitaria (Novavax Sanofi).

La función de la vacuna contra la COVID es proteger contra el virus causante y producir inmunidad, más allá de las pruebas de COVID. Actualmente existen diferentes tipos de vacunas que ya están disponibles o que se encuentran en la fase tres de pruebas clínicas. Algunas han sido desarrolladas por países como EEUU, China, India, Rusia y Reino Unido, y otras las desarrollaron laboratorios multinacionales.

Aunque se han obtenido resultados esperanzadores, todavía falta ver los resultados de su aplicación a nivel masivo y mundial. Existen, sin embargo, algunos problemas al respecto, por un lado la desigualdad en su distribución, señalado por la OMS. Y por el otro, la eficacia y aprobación de dichas vacunas en los diferentes países.

Dada la rapidez con la que salieron, hay quienes dudan de su eficacia e incluso hay opiniones divididas en cuanto a aplicárselas o no. Hay incertidumbre en su efectividad, efectos secundarios, etc. En España se han aplicado cerca ya del millón de vacunas, priorizando a la población de personas mayores y también en residentes y trabajadores de residencias de la tercera edad y centros sociosanitarios. Ya están por recibir su segunda dosis (vacuna Pfizer).

 

¿Es la vacuna anticovid la única solución o respuesta ante la pandemia?

El portavoz COVID-19 de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), señaló que el confinamiento tuvo un coste social y económico alto, pero funcionó. Indicó además que la desescalada fue demasiado rápida, donde se relajaron las medidas de seguridad, incluso en el ambiente familiar y de amigos cercanos. Esto se tradujo en un gran foco de contagios. Dentro de las medidas a tomar, señaló que debe haber mayor rastreo, refuerzo de la atención primaria y pruebas de COVID para identificar casos. Pero además se debe “fomentar una cultura de la concienciación individua y colectiva de los beneficios de las medidas sanitarias”.

Lo anterior es una clara referencia a no bajar la guardia, incluso para quienes ya estén vacunados. Las medidas de prevención serán la estrategia más clara para frenar los contagios y la propagación. Por eso en Iberlab Pharma ofrecemos y aportamos una solución efectiva ofreciendo mascarillas 100% españolas online, a bajo precio y con estándares europeos. Ofrecemos mascarillas resistentes a salpicaduras y humedad, transpirables y respirables. Tenemos packs de mascarillas FFP2, mascarillas transparentes y mascarillas higiénicas desechables.

Las mascarillas de Iberlab cumplen con las especificaciones UNE 0064-1:2020, de tres capas y altas prestaciones y una eficacia de filtración bacteriana mayor o igual al 95%. Tenemos mascarillas higiénicas para niños y para adultos. Además, presentamos la primera mascarilla transparente reutilizable de tela del mercado, perfecta para personas copn problemas auditivos o simplemente para no tapar toda tu cara. Conoce más de nuestros productos en nuestra web y haz ya mismo tu pedido. Nuestro correo es info@iberlab.es y nuestros teléfonos +34 911 620 295 y 34 655 799 724.